Castañas, magostos, castañeros y máquinas de tren en Otoño

OTOÑO: TIEMPO DE

“APAÑAR CASTAÑAS” Y DE “MAGOSTOS”

ALGUNOS ASPECTOS ALREDEDOR DE LA CULTURA IBÉRICA DE LA CASTAÑA

Documentación, selección de materiales y presentación Héctor-Luis Suárez Casa de León en Madrid.

cast_copiapresentacion19

http://www.castanea.es/castanicultor.php

 

http://www.leonvirtual.org/agroalimentacion/eventos/magostos/

castana_logo10420290_780765518633515_5124294282732459209_n

castano-origen Fto Web Marca garantia Castaña del Bierzo

cartel_magosto_2012CARTEL CASTAÑERO  2013   1526773_555312047877865_28884920_n

74047_398977693511302_1254182232_a 996051_169029523297221_1470530012_n nsw_magostovillaweb10440816_695324507222775_9219842864552145238_nmagosto-2012-ima1

 

MAGOSTO-SAN-LORENZO

El magosto en El Bierzo – YouTube

www.youtube.com/watch?v=P9IZEGDsa9w
30/4/2013 – Subido por primout2       https://www.youtube.com/watch?v=P9IZEGDsa9w

El magosto es una fiesta tradicional en El Bierzo. En los … entre el 1 de noviembre (Todos los Santos)

http://www.alimentosdecalidadbierzo.es/castana.htm

castana_bierzo

MARCA DE GARANTÍA

CASTAÑA

DEL BIERZO

C/ la Iglesia, 2 24549 Carracedelo – LEÓN
Tfno.: 987 562 713 – Fax: 987 562 869 Email: info@castanadelbierzo.es www.castanadelbierzo.es
La castaña protegida bajo el sello Marca de Garantía puede presentarse bajo las siguientes formas: en fresco, secas, harina de castaña, pasta de castaña o cocidas naturales. Este hecho permite la comercialización de la castaña más allá de la época de recolección, debido a que su elaboración permite la conservación y disfrute de todas sus cualidades intactas.

Actualmente en El Bierzo, son varias las empresas vinculadas a la castaña. Desde la recogida y selección del fruto, pasando por los almacenes exportadores y las empresas encargadas de la transformación de la castaña para su posterior comercialización.
La transformación de la castaña es una novedad que nos permite disfrutar de este fruto de una forma más allá del producto fresco. La repostería y la cocina admiten este tipo de productos, muy introducidos en la alimentación de otros países como Italia.

La harina de castaña es más dulce que la harina de trigo, por lo que es muy apreciada para la elaboración de tartas, magdalenas, pan dulce… Las castañas en conserva se presentan cocidas y peladas, y tienen muchos usos dentro de la cocina, para platos dulces y salados. Utilizadas de forma tradicional para recetas típicamente navideñas, su desestacionalización es cada día más evidente.

http://www.castanadelbierzo.es/recoleccion/

castana_logoRecolección   

Por norma general la recolección de las castañas se da a comienzos de octubre, con la entrada del otoño, y cuando el erizo ya va llegando a su madurez, cayendo al suelo y dejando a la vista nuestras preciadas castañas.
recogida-mano  “Apañando” castañas. Modo tradicional recogida-aspirador  Apañando castañas con máquina
Esta recogida o “paña”, como mejor la conocemos aquí en el Bierzo, se realiza generalmente a mano siendo imprescindible el uso de guantes para evitar en lo posible pincharnos con las púas de los erizos. La recolección manual nos permite ir seleccionando el fruto a medida que se recoge. Las castañas se depositan en cestos de mimbre, para dejar que el fruto respire y no se pudra. Está desaconsejado utilizar y almacenar las castañas en bolsas, cestos o sacos de plástico.
Otro sistema de recolección, más rápido y menos laborioso para el trabajador, es la utilización de aspiradores individuales especialmente indicados para esta tarea. Esta recolección precisa de una selección posterior del fruto.

cesta-madera

Cada recolector lleva una cesta de mimbre.
Es importante tener en cuenta que no todo lo que hay en el suelo vale. Mientras se “apañan” hay que examinar castaña a castaña para asegurarnos que se han formado correctamente y que no han sido atacadas por algún insecto. Independiente del tamaño es la calidad y estado de la castaña, por lo que no se recogen aquellas que no estén enteras, que sean paletas (no estén llenas) o que no hayan conseguido el grado de maduración adecuado (castañas blancas).
Tras su recolección lo mejor es trasportarlas en cestas de madera o sacos de malla para preservar su conservación.

castana-seleccion

Proceso de selección en fábrica.
Cuando las castañas llegan a la fábrica, se vacían en una máquina seleccionadora donde se irán separando por tamaños y donde se limpiarán desechando cualquier resto que pudiera venir del campo: tierra, hojas, piedras… Las castañas frescas se clasifican según calibre y variedad. Las castañas destinadas a ser transformadas tendrán que pasar por dicho proceso antes de su envasado. Bajo la Marca de Garantía encontramos 5 formas de consumo diferentes: castaña fresca, castaña seca, harina de castaña, pasta de castaña y castañas cocidas naturales.
escolaverducido.blogspot.com.es 2007Niños apañando erizos de castañas  para Magosto en Galicia , Foto gentileza http://escolaverducido.blogspot.com.es/2007/

Usos culinarios de la Castaña

 www.buzzfeed.com clarissapassos 10-alimentos-que-voce-consome-pensando-que-sao-uma-coisa-mas
Marrón Glace.  Foto gentileza  http://www.buzzfeed.com/clarissapassos/10-alimentos-que-voce-consome-pensando-que-sao-uma-coisa-mas

dulceysalado-conservas.blogspot.com.es 2010 10 castanas-en-almibar 1

 

 

Castañas en Almibar. Foto gentileza  http://cocinaados.blogspot.com.es/2008/11/castaas-en-almibar.html

 

www.redcomiendo.com recetas-cocina crema-de-cast
Crema de Castañas. Foto gentileza http://www.redcomiendo.com/recetas-cocina/crema-de-casta%C3%B1
 OLYMPUS DIGITAL CAMERATarta de Castañas. Foto gentileza http://www.misthermorecetas.com/2011/11/08/tarta-de-castanas/
Sopacastanas ybarraentucocina.com gastronomia-en-tu-casaSopa de Castañas, antaño en León muy típica de Nochebuena, como continúa siendo en muchos otros lugares de España. Foto gentileza  http://ybarraentucocina.com/gastronomia-en-tu-casa/sopa-de-castanas-asadas/
comida-y-bebida.practicopedia.lainformacion.com 1 tastyhouse.es Fruits_secs_1.html 1Castañas asadas. Foto gentileza http://comida-y-bebida.practicopedia.lainformacion.com/meriendas/como-hacer-castanas-asadas-14441
Castañas secas o “pilongaas”. Foto gentileza http://tastyhouse.es/Fruits_secs_1.html
 

 

angel-gonzalez-castanero1El Castañero de León

BanderaLeon[1]

http://www.castañero.es/

Ángel González. Foto gentileza Eloísa Otero

VIDEO

 logotipo_20121122
LEÓN
 http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Diez-Castanas-Un-Euro-vn130220-vst216

Diez castañas, un euro

Ángel González, el ‘castañero’, vive su invierno “número 34″ en el centro de la capital / “León cambia, claro que sí, ahora con la crisis volvemos a los años 60″

J.C.       05/11/2013
Ocurre cada invierno. Ángel González, el ‘castañero’, se ha convertido en uno de esos personajes singulares de la ciudad. De nuevo, fiel a su cita, ha regresado al corazón de León. Siempre lo hace por estas fechas.
Lo hace con la mejor cosecha de castañas de los últimos años. Aunque él bromea: “Siempre se dice que la de este año es la mejor cosecha”. Y vuelve sin subir los precios: “No están las cosas como para que la gente pague más por unas castañas. Bastante tiene la gente con aguantar a los calaveras que nos gobiernan”.
Ángel González forma parte de esas figuras entrañables de la ciudad. El invierno de León no sería invierno sin su presencia, sin sus conversaciones, sin esa forma tan singular de entender la vida.
Ana Rosa Quintana
Aún hoy recuerda el día en el que rechazó a Ana Rosa Quitana, que le quería fichar para su programa. La dijo que no porque “tenía que cuidar a mis hijas, que son lo más importante”. Y como anécdota recuerda que tras publicarse aquel ‘sucedido’ por su puesto apareció un hombre con corbata y le dejó una tarjeta: “Soy asesor fiscal, ahora que vas a ser famoso aquí tienes mi tarjeta”.
Cosas de la vida, cosas de León. 34 inviernos lleva Ángel González acudiendo a la Plaza de Santo Domingo. Y es todo un referente. Tanto que hubo un gran centro comercial que quiso ‘ficharle’ (“Como a Ronaldo”, dice) para que dejara su puesto y se fuera a su puerta.
Otros le han planteado dar sus cucuruchos con publicidad, pero ni lo uno ni lo otro. “De aquí no me muevo y dar el cucurucho con publicidad sería lo último. Hay que darlo de papel de periódico, como manda la tradición”, sentencia.

Ángel González, junto a su particular máquina de asar castañas.
Filosofía
Dependiendo del día y del frío entre cien y trescientos cucuruchos de castañas salen de las manos de Ángel González. Siempre llenos de las mejores castañas, siempre hechas con brasas.
Con su particular filosofía el castañero por excelencia habla con sus clientes de cualquier tema, desde la crisis económica hasta Obama, desde la gran política hasta la más cotidiana.
Es lo que tiene estar aquí, en el centro de León, despachando con todo tipo de gentes, palpando el latir de la calle: “La calle no ha cambiado tanto, o sí. Realmente miras y te das cuenta que volvemos a los años 60″.

‘El Changai’ ha regresado de nuevo este invierno al centro de León.
Castañas, desde luego
Lee mientras espera paciente a que los clientes se acerquen a su puesto. “Leer da cultura y entretiene”, asegura Ángel González. Y cuando hay un cliente castañas, conversación y consejos. Lo primero cuesta un euro, la conversación, los consejos y el cucurucho de papel son gratis.
Porque para curar el frío, para aliviar las penas, para encontrar un punto de conversar, para ver León desde dentro, para conocer la tierra y a sus personajes el castañero de León, sin sudarlo, es de visita obligada.

1. El castañero (*)

Capitulo del libro:

“Oficios de León” Texto de Joaquín Alonso. La crónica 16 de León.

http://www.castañero.es/textos

Llegado el otoño, cuando las hojas de los castaños se tornan amarillentas, comienza la recogida de la castaña con el clásico vareo del árbol .Una planta originaria de Asia Menor que llegó a la península griega en el s. V a. de c., de donde los romanos la exportaron a otras zonas de Europa. Se sabe que la cultivaron en el Bierzo. Los resultados debieron ser óptimos por las condiciones del terreno y porque la replantación impuesta por los ideólogos regeneracionistas de final de siglo XIX, que promovían una nueva agricultura, así lo confirman, no sólo en la comarca berciana, sino también en Cabrera, Cepeda, incluso en zonas insospechadas de la provincia como en los aledaños de San Justo de la Vega, donde aún quedan algunos ejemplares como recuerdo de ese resurgir del castaño. Por tanto, las plantaciones se remontan a los primeros años del primer milenio, y se retornan en los años que iniciaron este último siglo a punto de concluir, que completa los dos mil años. Con esta larga presencia, tarde o temprano tendría que aparecer el castañero. Una figura exclusiva, cuya aparición en las calles supone una señal inequívoca de que el invierno está próximo. Y como dice el refrán “a castaña no orizo/ crece con moita graveda,/desde que pinta madura/desde que madura cae”. Es la época en que las gentes de Villafranca del Bierzo se tiran las mamucas los días de la Novena de las Ánimas. Son las fechas de los magostos bercianos, celebrados la tarde del día de Todos los Santos a base de castañas asadas en unas ollas o recipientes de barro agujereados que hacían alfareros orensanos, o en el tambor que se colgaba de la pregancia, que es la cadena que pende sobre el llar de las antiguas cocinas. Pero es que además, comer los bullós o castañas asadas, fue una de los habituales menús de la cena en las zonas castañeras por antonomasia, que son el Bierzo y Cabrera Baja. Al ser un suministro vital, se secaban en el sequeiro o se conservaban en las uriceiras, que son montones de castañas con el erizo, es decir, con la cáscara verde. Estas costumbres así como la forma de comer, son el antecedente del oficio temporero del castañero, que completaba el año de ese triunvirato laboral con la venta de barquillos y helados. Desde luego, el castañero es un trabajo meramente urbano. Alguien, no se sabe, dio al asador forma de máquina de ferrocarril. Carlos Riancho, que también fue castañero, compró su máquina en 1929 a un empleado de Renfe en Zamora que se apellidaba Salas. ¿Guardan alguna relación? Por lo que se refiere a otra curiosa máquina de castañas que actualmente “dirige” Ángel González, resulta ser un magnífico ejemplo de prosaica emulación de las antiguas máquinas del ferrocarril. Sin ruidos ni carbonilla, sólo con su imagen entrañable y el aroma que se dispersa con el vapor del asado en lugares estratégicos de la ciudad, hace que la imagen de este artefacto se funda con el oficio cada tarde de invierno, de noviembre a enero, cuando ya se va haciendo la noche.

Un tren sin vagones y de una sola estación, que a veces se bautiza con una guasa que hace recordar los verdaderos trenes de otras épocas. El Changai , que es el nombre de la máquina, ocurrencia de Ángel González y Casto Aguirre, supone una compleja mezcla de humor, ironía, paradoja y contravención desde su puesto en la plaza de Santo Domingo, y quizá un reto inmóvil e involuntario hacia el rodar mecánico de ruidosos automóviles y hacia el paisaje deshumanizado de la ciudad, a lo que tanto puede contribuir un mobiliario urbano mal escogido o unas obras con forros pétreos que recuerdan un panteón de ilustres. Esa amalgama de intenciones de nuestros protagonistas supera la simple casualidad de haber recuperado la máquina hecha en 1936 por el “tío Farraspas”, que era el viejo castañero que se ponía en el plaza del ayuntamiento de León, porque la ocupación de Ángel durante buena parte del año, es la hostelería. Pero llegado noviembre se convierte en un personaje característico y singular. Tan peculiares, que no sólo tratan de asar castañas, sino de conocer cómo es el fruto y su historia. No resulta extraño que al cliente pueda proporcionarle una interesante información sobre el asunto, de la cual extraigo, como homenaje, algunos de los datos y algunas anécdotas basadas en la propiedades de la castaña. Nos advierten que no está mal saber que su equivalencia nutritiva es pareja a la que tiene el jamón crudo. Que la castaña “aporta unas 200 kilocalorías por cada 100 gramos … que tiene el doble de glúcidos (40% de almidón) que la patata (20%) Y algo menos que el pan (55%), al que puede reemplazar… “. Que su capacidad proteica es superior “a la mayoría de las legumbres (4%) Y contiene una cantidad muy pequeña de lípidos (2’5%)”. Además, prosigue su escrito, “el interés de la castaña radica en el aporte energético de los glúcidos asociados a vitaminas del grupo B, que facilitan la combustión celular. Por esta razón, se recomienda especialmente a los niños, deportistas, adolescentes y a los que ejercen una actividad física importante. Los diabéticos y las personas con exceso de peso pueden comerlas con moderación, disminuyendo simultáneamente la ración de féculas (pan, pasta, arroz, etc.). Si están cocidas o asadas y se mastican lentamente, se digieren sin dificultad; pero si se comen demasiadas y deprisa, el almidón que contienen, al no ser asimilado, puede fermentar en el colon y provocar pesadez y flatulencia: la castaña seca aporta 370 kilocalorías por cada 100 gramos y contiene agua (9%), celulosa (5%), glúcidos (76%), lípidos (5%) Y proteínas (7%). Tiene sustancias minerales y oligoelementos como el calcio, cloro, cobre, hierro, yodo, magnesio, fósforo, potasio, sodio, azufre, zinc, etc … así como vitaminas: B1, B2, B3, carotenoides activos (pro vitamina A) y en especial las vitaminas C y E, muy abundantes solo en la castaña fresca. Firmado: «El Changai»”. Dadibosos con la información, Ángel González nos hablan de otros usos de la castaña, tales como la posibilidad de eliminar la caspa con la aguaza de su cocción. Con ella debe lavarse el pelo, y el último aclarado hacerse con el líquido restante. Igualmente, sirven como tónico vascular y nervioso; como alcalino; para los enfermos del corazón y los que padecen problemas de riñones y circulación sanguínea; como defatigante y astringente; para combatir las dispepsias en forma de puré; favorece la secreción de leche; y hasta como remedio para paliar la esterilidad. De modo que, tal como dicen estos amigos, “una castaña por la calle, invita como el martini, calienta las manos, conforta el corazón, alienta la nostalgia y alimenta”. Que continúen llenando, ellos y todos los castañeros, los peculiares cucuruchos de papel de periódico.

(*) Extraído de : “Oficios de León” Texto de Joaquín Alonso. La crónica 16 de León.  http://www.castañero.es/textos

 

web titulo index

martes, 15 de marzo de 2011

COLABORACIÓN: El Martes Castañero y el Tostador de Nisia

Féliz Llorente Arranz. Cronista Oficial del Ayuntamiento de Mansilla de las Mulas.
Publicado en el nº 16 de la Revista Municipal de Mansilla de las Mulas. Especial Navidad 2010

EL MARTES CASTAÑERO (Mansilla de las Mulas)

Escribir de los recuerdos navideños que brotan desde los tiempos de la niñez es emotivo y vivificador. Tengo en mi memoria los “resbaladizos” que se formaban en lugares húmedos y sombríos de calles y plazas, los “chupiteles” de hielo colgando de los aleros de los tejados, los días de nieve para hacer muñecos o sacar las pajareras para cazar pardales y, sobre todo, la llegada del martes castañero que era el verdadero pórtico de las fiestas de la Navidad, que es la conmemoración del nacimiento del niño Jesús.
Lo mismo que la feria de San Martín es la mayor y más famosa de nuestras ferias, quiero creer que el martes Castañero sigue siendo el mayor y más tradicional de nuestros mercados semanales.
Dicho martes Castañero se celebra desde los tiempos lejanos el martes anterior a la Navidad y aunque con el tiempo ha perdido parte de su gracia y vitalidad, debe recordarse con veneración, pues durante mucho tiempo fue el mercado más concurrido y bullanguero y en el que se proveían las familias para las fiestas cristianas de Nochebuena y Navidad. En los soportales de la plaza del Grano se vendían además de castañas (presentes en cantidad y calidad), nueces, avellanas, peras, manzanas y el obligado pavo de corral a cuyo alrededor giraba la parte más importante, junto con la lombarda, de la cena de la “Noche Santa que no se debe dormir”. En Mansilla, siguiendo el mandato del cancionero de Upsala de velar la noche, una vez concluida la misa de Gallo y tras la adoración del niño al son de villancicos alegres y panderetas sonoras, se suele volver de prisa al hogar para seguir la velada picoteando de las sobras de la cena entre juegos de cartas, cánticos navideños y cuentos populares, convirtiendo la tertulia nocturna en una especie de filandón doméstico y festivo.
EL TOSTADOR DE NISIA
Escultura de la Castañera. Burgos
Al hilo de las castañas no podemos pasar por alto que en Mansilla tuvimos una de las mejores castañeras del reino. La señora Nisia y el punto justo del tostador rotatorio de manivela calentado con carbón de caña, completaban un producto final elaborado fuera de serie, que ella anunciaba gritando con solvencia: “abrasando que queman” o “calentitas”. La verdad es que las exiguas propinas domingueras de invierno de la chavalería iban a parar a la faltriquera de la castañera Nisia. La gente menuda no solo valoraba de forma muy postitiva el sabor delicioso del manjar, sino también la posibilidad de poder calentarse las manos con sabañones, en las frías y heladas tardes de aquellos domingos grises de invierno. El gasto de una peseta semanal nos parecía una buena inversión y un modo sencillo de subsistir.
Lástima que el martes castañero pase casi desapercibido y que del tostador de castañas de Nisia no sepamos más, pues creemos que podría ser una pieza etnográfica interesante. Pero la mejor noticia es saber con certeza, que la dulce y feliz Navidad vuelve cada año con sus celebraciones, sus villancicos, sus panderetas y sus belenes.
cabecera Diario Leon
anapixel

Riello celebra el concierto de Navidad y el Sábado Castañero

dl | león dl | león 15/12/2010
http://www.diariodeleon.es/noticias/comarcas/riello-celebra-concierto-navidad-sabado-castanero_571716.html
La localidad de Riello celebra el próximo día 18 la fiesta popular del Sábado Castañero, llamado así porque tradicionalmente se celebra el sábado anterior a Nochebuena y se repartían castañas asadas para todos los asistentes.
Esta tradición tenía como motivación la celebración de un mercado en el que los habitantes de Riello, municipio enclavado en la comarca de Omaña, y sus alrededores hacían sus compras para las celebraciones navideñas y a su vez pasaban un día festivo en el que además de comer castañas, se encontraban con otros vecinos o se «echaban» unos bailes al final de la tarde.
Los actos comenzarán con la apertura del mercado tradicional a las 12 de la mañana, en el que se ofrecerán productos de la tierra en los diferentes expositores que se expondrán. Ya por la tarde, a las 19.30 horas, se celebrará en la iglesia el tradicional concierto de navidad, que este año correrá a cargo del grupo Xaleum, de Villablino.
Posteriormente, la convocatoria se traslada a la plaza, en donde se repartirán entre los asistentes las castañas asadas y el vino caliente y frío al amor de la hoguera. Los actos de la jornada concluirán, como ya es habitual, con un baile popular.

CARTEL CASTAÑERO  2013   1526773_555312047877865_28884920_n

cabecera Diario Leon

Castañero con tricornio

El capitán de la Guardia Civil, castañero mayor del Bierzo

Reportaje | r. arias    D.L.  23/10/2009
http://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/castanero-tricornio_485290.html
  • El capitán de la Guardia Civil en Ponferrada, el pasado día 12. -
    El capitán de la Guardia Civil en Ponferrada, el pasado día 12. -
El Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Santa Marina del Sil (Toreno) convertirá al principal mando de la Guardia Civil en la comarca, el capitán Gonzalo Ybarra, en nuevo castañero mayor del Bierzo.
El capitán del cuartel de Ponferrada, que precisamente está a punto de jubilarse después de una prolífica trayectoria en el instituto armado, será investido como castañero mayor el próximo día 8 de noviembre.
Será en el marco de la vigesimoséptima edición de la Feria de las Castañas que se celebra en esta pequeña localidad de la cola del pantano de Bárcena, donde este fruto y las carpas se han convertido en señas de identidad de la misma.
Ybarra sucederá en el cargo de castañero a la directora general de Turismo de la Junta de Castilla y León, que el año pasado recibió una réplica del tradicional tambor de asar que se entrega como principal atributo a los distinguidos, entre los que se encuentran numerosos representantes del mundo de la política, de la empresa, de la cultura y de los medios de comunicación.
Ybarra ha sido siempre un excelente colaborador del CIT en todo los acontecimientos que organiza el centro que preside Ángel González, y que este otoño prepara muy cerca, en Astorga, su gran magosto popular, declarado fiesta de interés turístico regional.

 

http://destinocastillayleon.es/index/10-planes-para-disfrutar-del-otono-en-leon-y-su-provincia/

Feria de la Castaña en Santa Marina de Sil

La comarca del Bierzo se prepara para su famosa fiesta del fuego: el magosto.
A lo largo del mes de noviembre (normalmente en jornadas de fin de semana) la celebración de esta fiesta típica alcanzará todos los rincones de la geografía berciana. 

feria_castana_santa_marina_sil_2012 La Feria de la Castaña, organizada por el Centro de Iniciativas Turísticas de Santa Marina del Sil, celebrará en torno a los días 7, 8 y 9 de noviembre de 2014 una nueva edición. Una feria en la que las protagonistas son las ricas castañas asadas.

Programa de la Feria de la Castaña en Santa Marina de Sil

Viernes 9

19.00 h Apertura de la Exposición “Motivos de Caza”, del coleccionista Alfredo Fernández Cadenas

Sábado 10

16.00 h Encuentro de cesteros y exhibición, demostración de Cestería tradicional. Exposición de las obras realizadas. Entrega de premios a los participantes.
17.00 h Tarde de Magosto. Asado en los tambores y reparto de castañas y vino. Asado de castañas en las fogatas y participación del público, “sacando las castañas del fuego”
20.00 h Actuación de los grupos folclóricos. Degustación de castañas y bollos de magosto acompañados con vinos del Bierzo.

 La Feria de la Castaña en Ponferrada

Todos los años, Ponferrada celebra su feria de la Castaña. No sabemos aún las fechas exactas de estas jornadas pero esperamos que sea, como otros años, en el mes de octubre.

1320492226683bierzonatura1dn

OTRAS MÁQUINAS Y OTROS CASTAÑEROS DE OTROS LUGARES

 

C S Luis Santander fotolog.com gentileza trocotone 42132203 Santiago de Compostela

 

Foto  gentileza trocotone
fotolog.com trocotone 42132203

 

 

www.santiagoturismo.Foto gentileza http://www.santiagoturismo.com/festas-e-tradicions/magostos-e-castanas-nas-ruas

 

castañero Saantiago Alicia Penalta epocketguide.com la magia del magosto

Foto gentileza Alicia Penalta epocketguide.com la magia del magosto

Pamplona, Calle Comedias

fotocastañero c Comedias Pamplona  turismonavarra.es

Foto castañero c Comedias Pamplona  turismonavarra.es

 

Más referentes

Escudo de Madrid    Madrid

Las castañeras

http://www.edicioneslalibreria.es/las-castaneras/
Publicado el 27/dic/2010 

El otoño llega Madrid cuando vemos aparecer los primeros puestos de castañas. Suelen instalarse por el mes de noviembre cuando el frío empieza a hacer mella en la ciudad. Aunque este fruto abunda en Galicia y Asturias son un símbolo capitalino en forma de puestecillo callejero.

Hace años vender castañas asadas en la calle era un oficio de mujeres, conocidas popularmente como castañeras. Hubo un tiempo en que se asentaban en cualquier esquina, plaza, zaguán o boca de metro. Sus armas de trabajo eran un hornillo, el puchero, la materia prima y una paleta para voltearlas.

Solían ser mujeres maduras y curtidas por el frío helador que en esos años era propio de los inviernos madrileños. Muchas, entradas en años, llevaban toda su vida dedicándose a vender castañas calentitas al viandante a cambio de un puñado de monedas.

Eran conocidas en los barrios donde se instalaban, representaban un elemento más de los mismos. Su apariencia era casi siempre similar: vestían de negro, con pañuelo a la cabeza, toquilla sobre la espalda, guantes para sus manos repletas de sabañones y mantas para abrigar sus cansadas piernas y ateridos pies.

Las castañeras eran figuras entrañables asociadas indefectiblemente a los preludios de la Navidad. Existen desde el S. XIX, hubo muchas muy famosas y conocidas, como una tal Geroma, que tenía su puesto en el Rastro y a veces lo trasladaba a la Puerta del Sol.

Hoy, esta imagen del Madrid de otro tiempo, se ha transformado en quioscos regentados por cualquiera que adquiera una licencia municipal. Pero lo importante es que se ha mantenido esta costumbre de poder comprar el manjar otoñal y degustarlo mientras se pasea por las calles de la capital.

Más información en “Viejos oficios de Madrid”, de Ángel del Río.

LOGO_Diariomontañes

 

me suena su cara…

El castañero de La Porticada

Se jubiló hace dos años después de cincuenta pegado a su máquina de tren

El castañero de La Porticada

Salas, junto a su popular máquina, en su “estación” santanderina de La Porticada. Foto: Celedonio Martínez.

En el rostro le quedan las marcas del frío y, en las manos, las del calor de las castañas. Ha estado cincuenta años pegado a una locomotora que no iba a ninguna parte. «¿Y por qué vendes castañas en un tren?», le repetían los críos. «Pregúntale a tu padre, que lo sabe todo». Antonio Salas López (Santander, 1945) será para siempre el castañero de La Porticada. Aunque dos años jubilado y su puesto no estuviera siempre en el mismo sitio. «Todavía no descarto reengancharme».

Los oficios perduran gracias a la pasión. A Salas se le palpa. Arruga el rostro para recordar y muchas de sus medidas palabras vienen acompañadas de una carcajada de fumador con experiencia. Sus padres se vinieron a la capital en 1927, «más o menos». Él era del Valle del Pas y ella, de Toranzo. Su destino fue el Río de la Pila, donde aún está el obrador con el que hacen los helados en verano. Porque la tradición que heredó Antonio fue la de dos productos y dos fechas. Helados y castañas. San José y El Pilar le marcaron la vida y el cambio de ciclo.

Porque Antonio, como tantos por entonces, empezó pronto. Estudió el bachillerato en Los Salesianos -«yo un año más abajo que Revilla»- y luego empezó Náutica. Primero en Santander y, luego, en La Coruña. «Pero el “deje” gallego se me quitó pronto». Y tanto. Tuvo que volverse. El mayor de sus hermanos se independizó (es el popular vendedor de perritos que tantos años compartió plaza con él) y el siguiente en la lista se empleó en un banco. Con las otras dos hermanas casadas, sólo quedaba él. «Se quedaron solos mis padres en casa y me vine casi por obligación. Y hasta hoy…». Le costó, no lo niega. «Los sueños que tenía de crío de ver mundo…». Pero no se arrepiente. Porque al hablar con Antonio no es difícil afirmar que fue feliz. Sobre todo, porque, a su manera, siempre disfrutó del contacto con el público, «salvo por algún “patas”, que siempre los hay».

Vendió castañas en Las Estaciones, en Numancia y, sobre todo, en La Porticada. María Luisa, su mujer (la que lleva hoy en día el puesto de “maquinista”), compartió con él buena parte de esa carrera de fondo. Y, con ellos, una ciudad que les debe el calor en las manos y el sabor del invierno. Una de sus hijas sigue en el negocio -«la otra es funcionaria en Sevilla y mi hijo es fontanero»- aunque él está cerca «para el asesoramiento técnico…». Con los tres nietos «está desentrenado». Lo dice con otra carcajada. Pero se pone más serio al hablar del oficio. Con mimo. «Cuando me quedé con mis padres lo primero que les dije es que si no cambiaban la calidad de las castañas, yo no seguía». Ahí le sale el orgullo. «En mi vida he dado una castaña podrida sabiéndolo».

Por eso, se alegra cuando alguien le recuerda una de sus bromas. La del vídeo. Un año les dijo a los clientes que, al que encontrara una mala, le regalaba uno. Cuando le venían preguntando qué fue del aparato (lo hicieron durante mucho tiempo) les decía que se estropeó de no usarlo. Y es que nadie pudo reclamar… «Yo he hecho hasta de psicólogo». Era un día, y otro, y otro. «Y un año, y otro…». «Venían los comerciantes de la calle San Francisco y me contaban que estaba muy mal la cosa». Antonio les prometió «un caldero» para que echaran las lágrimas. Hasta Seve, el genio Ballesteros, le lloraba un poco. «Cuando volvía de jugar me decía que tenía ganas de llegar a casa para comerse unas castañas aquí. Porque en otro sitio no las encontraba iguales…».

«¿Y cómo se te conservan bien las castañas tanto tiempo?», le preguntaba alguno de cuando en cuando. «He estado cuarenta años estudiándolo para contártelo hoy a ti…». Qué grande Antonio!

Vizcaya   

http://www.elcorreo.com/videos/vizcaya/actualidad-vizcaya/1951125727001-tradicion-castanera-necesita.html   VIDEO
23castanas--647x300 El Correo Vasco
Foto gentileza El correo http://www.elcorreo.com/vizcaya/20121107/local/tradicin-castaera-necesita-201211062120.html

 

Gallegos y portugueses

El castañero. “O homem das castanhas”

11 de noviembre de 2012
 La Coruña Calle Real

_______________________________

¡Buenas y calentitas! ¡Quentes e boas!

 
Aunque  no hacía frío, la tarde estaba lluviosa cuando pasé por la Calle Real de Coruña. 
Ninguna novedad me salió al paso, tan solo algo entrañable: el castañero con su carro, apostado en su esquina habitual de cada otoño y cada invierno. Su bata azul, el antiguo y adaptado carrito,  en cuyas bandejas crepitaban las castañas al asarse,  los cucuruchos de papel preparados para servirlas…
Pocos se acercaban a comprar esa tarde, la gente caminaba de prisa bajo sus paraguas, mientras el castañero sorteaba la lluvia como si ya le fuera familiar. Cuando no llueva vendrá el frío, pero el castañero permanecerá fiel en su esquina, acudiendo cada día, a la misma hora, para ofrecer  el delicioso y calentito fruto, tan apetecible en las tardes de invierno. ¡Gracias señor castañero!

www.jubiladajubilosa.com 1

www.jubiladajubilosa.com 3

    Esta foto es del otoño de  2007 y fue ya publicada en un post,  al que ahora incluyo el enlace.
 

Castañas asadas. Coruña.

www.jubiladajubilosa.com 4

Castañas asadas. Lisboa

En Portugal, las castañas  se asan de forma distinta y toman diferente color.
 www.jubiladajubilosa.com 2
 Foto tomada en Lisboa el pasado mes de octubre. Sentí no haber hecho más

Lo bueno  es el vídeo que encontré (intentando hallar otro, sobre le mismo tema, que una amiga me había enviado el pasado otoño y que no sé donde archivé o si lo borré distraídamente) en el que Carlos do Carmo, conocido fadista portugués, canta “O Homem das castanhas”.

El vídeo, de YouTube,  esta montado, por su autora (“araujoiii”), con bonitas fotos del ambiente de los vendedores de castañas en Portugal, y la letra (que figura en portugués en el vídeo), narra las penurias de un castañero que trabaja sin descanso y que se gana la vida humildemente.
Incluyo  una traducción, personal, que espero sea válida, pero admito correcciones

Traducción de la letra, al español. (Si alguien detecta algún error agradezco que me lo haga saber. Yo no estudié portugués pero lo entiendo)

El castañero (“O homem das castanhas”)

En la Plaza da Figueira
o en el Jardín de la Estrela,
es en una estufa encendida
que ellas arden.
En el canto del Otoño,
en la esquina del Invierno,
el castañero es eterno.
No tiene era, ni orilla, ni refugio,
y pregona como un desafío.
Es un cartucho pardo su vida,
y, si no lo mata el hambre, lo mata el frío.
Un carro que  empuja,
un sombrero agujereado,
en el pecho, una castaña que no arde.
Tiene  lluvia en los ojos y tiene un aire cansado,
el castañero que pregona al final de la tarde.
Al pie de un candil acaba el día,
voz ronca que brota de la pobreza.
Pregona pedazos de alegría,
y a la noche se va a dormir con la tristeza.
Estribillo:
¿Quién quiere calientes y buenas, calentitas?
Estallando cenicientas en la brasa,
¿Quién quiere calientes y buenas, calentitas?
Quien compra lleva más calor para casa.
El dolor que transporta la miseria, ambulante,
pasea en la ciudad el día entero.
Es como si empujase el otoño delante
y como si empujase la espesa niebla.
¿Quien sabe la desventura de su destino?
¿Quien mira para el castañero?
Nunca nadie pensó que allí al lado
arden en el fogón grandes dolores.
Estribillo.
…/…
Quien compra lleva más amor para casa. (final del ultimo verso)
 

Andalucía

LA SEVILLA QUE NO VEMOS
CASTAÑAS PARA PARAR UN TREN

 http://www.galeon.com/juliodominguez/2011d/casta.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 JULIO DOMINGUEZ ARJONA        9 de Noviembre  de 2011
Si quieren participar de este ‘ritual’ tan típico del mes de Noviembre, ( ahora de verdad, con frio y lluvia )  tan sólo tendrá que acercarte a culaquier puesto , para poder comprar a pie de calle tradicionales cucuruchos de castañas asadas, en esa niebla sutil de humo , en el atardecer  otoñal, que forma parte de los manjares otoñales propios de la fecha como los huesos de santo o buñuelos de viento .-
Pero hay puestos de castañas y puestos de castañas, como el caso que les traigo hoy que emula a sus colegas  de las calles de  Santiago de Compostela, donde son típicas  sus originales hornos en forma de locomotora, aunque tambien hay otra en otras capitales de Ex-paña, es esta  idea exportada .-
Oigan, pues nosotros tambien tenemos la nuestra, es la única que hay en Sevilla. La encontrarán en la puerta del Hospital Universitario Virgen Macarena , con esta pequeña y simpática locomotora que echa humo por sus chimenea y donde estos castaneros son hasta ciber-castañeros pues se anuncian por la red  VER .-

.

Distintos puestos de castañas con forma de locomotora de otras capitales españolas.

 

FIESTAS OTOÑALES CON LAS CASTAÑAS COMO PROTAGONISTAS ANCESTRALES EN DIVERSOS TERRITORIOS IBÉRICOS

  PORTUGAL: “Magusto” – Sao Martiho

ma·gus·to    (origem duvidosa, talvez do latim ustus, -a, um, particípio de uro, urere, queimar)

substantivo masculino.

1. Fogueira de assar castanhas.

2. Porção de castanhas assadas nessa fogueira.

3. Merenda de castanhas assadas.

4. Festa, geralmente associada ao dia de S. Martinho ou ao dia de Todos os Santos, em que tradicionalmente se assam castanhas.

Confrontar: mangusto.

“magusto”, in Dicionário Priberam da Língua Portuguesa [em linha], 2008-2013,
http://www.priberam.pt/dlpo/magusto [consultado em 09-11-2014].
http://arvoresdeportugal.free.fr/IndexArborium/janelamagustosaomartinho.htm

  Diversas expresiones en ESPAÑA:

BanderaLeon[1]   Antiguo Reino medieval  de León:

                                      “Magostos, Maguestus, Calbotadas”

Cabecera http://raigame.blogspot.com.es/2014/10/calendario-de-magostos-en-el-pais-leones.html
22/10/2014

CALENDARIO DE MAGOSTOS EN EL PAÍS LEONÉS

http://www.turismoreinodeleon.com/folclore-y-costumbres/magosto-calbote/

Día 24 de Octubre “Gran Magosto” en Salas de los Barrios

Día 25 de Octubre IX edición del Magosto Popular de Stª Marina de Torre
El Otoño Cultural que organiza la Asociación Cultural Carqueixa en Santa Marina de Torre continuará con sus actividades el próximo sábado 8 de noviembre con una comida benéfica en la nave para recaudar fondos con los que financiar el tratamiento contra el cáncer del niño Yeray. Será a las 14.00 horas. Y a las 17.00 horas, habrá magosto con José Luis Prada, de Prada a Tope.

Día 31 Magosto Popular de Cacabelos

Días 31, 1 y 2 XXII Edición del Magosto Celta de Balboa

Día 1 de Noviembre. Magosto-Calecho de Canales.

Día 1 de Noviembre MAGOSTO TRADICIONAL en Trabazos de Aliste
http://www.trabazosdealiste.es/?url=news://start

Día 1 de Noviembre Magosto 2014 en Hermisende
Día 1 de Noviembre Calbotada en Candelario

Calbotada Candelario 2013
Día 1 de Noviembre CALVOCHADA de Santibáñez de la Sierra

Día 1 de Noviembre IV MAGOSTO ERRANTE en Quintanilla de Yuso.
Día 6 de Noviembre MAGOSTO Y QUEIMADA en el Bar Cuervo, León-Ciudad


Día 8 de Noviembre GRAN MAGOSTO en Camponaraya.

Días 8 y 9 de Noviembre, VIII Magosto en Paramo del Sil

Día 9 de Noviembre, 6º MAGOSTO en el barrio de La Palomera (León-Ciudad)

Día 15 de Noviembre, III MAGOSTO en Santa Lucia de Gordón.


Asturias

                     AMAGÜESTOS Y FORNAOS

https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo?fref=nf

AMAGÜESTOS Y FORNAOS .- Como es costumbre, empezaremos con algún cuentín o historieta que, en este caso, va a resultar un “pelín picantona”.- Dicen los historiadores que el castaño se supone oriundo de Asia Menor y que de aquí,hacia el siglo V a.d.C. , fue llevado a Grecia, Italia, Francia y España. Parece ser que fue en la ciudad griega de Kastana -en el Ponto – donde se cultivó exitosamente en calidad y cantidad, lo que motivó el que se le diera el nombre de : ” kastanaikon karyon”.- Pasan los años y nos encontramos con , que el bueno de San Isidoro de Sevilla, el autor de las “Etimologías”, le encuentra una definición un tanto “verduscona” a la palabra castaña , a la que asocia con los genitales masculinos.- Dice así , refiriéndose a su fruto que es “doble” (véase foto) : “in modum testiculorum intra folliculum reconditi sunt” (a modo de los testículos que están encerrados en una cápsula)… y por eso, cuando lo suelta, es como si lo castrasen.-

AMAGÜESTOS, AMAGOSTOS, MAGOSTOS Y FORNAOS fueron costumbre tradicional entre la juventud campesina asturiana.- Los amagüestos se hacían en el campo, al atardecer., asando las castañas sobre las brasas de un fuego o bien con la ayuda de un farol o un tambor (recipiente giratorio con agujeros).- La juventud cantaba y bailaba al son de gaita, acordeón y tambor y, en múltiples ocasiones, como contaba Marcos del Torniello: “Les moces fachendoses y reblincones / plizcaben a los mozos pe los calzones ; / y ellos al veles tan gayasperes / paez que los furaben con alfileres”.- Los FORNAOS eran los amagüestos hechos en casa, colaborando “a escote” (y a veces, “a descote”), aunque, eso sí, siempre después de rezar el rosario; quizá por cumplir la penitencia antes de cometer el pecado.- Así se entienden los lamentos de madre e hija después de estos sucesos: ¡Madre mía ; toy encinta !/ ¡ Fiya mía, corazón ! / Les castañes que comisti / ¿ de qué castañeru son ? .- Castañes amagostaes, sidra dulce, bailes de atardecer , cortejos en la cocina y amores y amoríos en el silencio de la noche.- Historias de viejos tiempos.

   Galicia