La Habana (Rep. de Cuba)

Colonia Leonesa de Cuba (La Habana) 

3dflagsdotcom_cuba_2fawm

 

BanderaLeon[1]

 

logotipo sociedad.

29 de Julio de 2014:

Centenario de la Colonia Leonesa de Cuba.

http://www.espanaexterior.com/region/70-Castilla_y_Leon/noticia/339858-Medio_millar_de_personas_festejaron_en_La_Habana_el_centenario_de_la_Colonia_Leonesa_de_Cuba

C/ Neptuno, 519; La Habana – C.P.: 12400

Teléfonos: (537) 862 5482, (537) 870 3931, (537) 864-1502 y (537) 878-8869.

e-mail:
Junta directiva:
Raúl Parrado Iglesias, presidente de la entidad en los próximos cuatro años – hijo  de leonesa

Ejecutivo Social:

Lida Librán, vicepresidenta– natural de Fabero;

Antonio Mendoza, secretario social;

Benito A. Ferreiro, tesorero – natural de Villafeile (Balboa – El Bierzo) ; y

Dámaso Ramiro Marqués, vicetesorero.

Catorce vocales: Nora Elizalde, Enrique Lahullier, Evelyn E. Valcárcel, Ramiro Marqués, Antonio Fernández, Arturo Fernández, Maria Divina Rodriguez, Esperanza Urra, Lourdes M. Villate.

1522190-leoneses_en_cuba FOto CyL ExteriorEn la fotografía el Presidente de la Colonia Leonesa de Cuba, Raúl Iglesias, con la Vara de Honor de la Casa de León en Madrid trasladada a Cuba para la ocasión, durante los previos a la actividad de cierre de los actos conmemorativos del Centenario de la Colonia, en el restaurante “El Pedregal”.

Datos de la masa social:
Españoles” :     302
“Nativos” :             31   de los siguientes lugares de la Privincia de León:

Bierzo: BALBOA  (Ancares) –  (2),CASTROPODAME (2), FABERO, LOS BARRIOS DE SALAS, Madrid vivió en Ponferrada-PONFERRADA (4), SAN JUAN DE PALUEZA – PRIARANZA DEL BIERZO -, SAN PEDRO DE OLLEROS (3), SÉSAMO, TRABADELO,  VEGA DE ESPINAREDA, (2),VILLARBÓN.   La Cabrera, POMBRIEGO,BENUZA,  y Pontevedra, LEON capital  Maragatería: ASTORGA – VALDERREY -, el Páramo: VALDEVIMBRE, Ribera del Esla: ALEJE – CISTIERNA -,  Ribera del Órbigo: BENAVIDES DE ORBIGO,  Laciana y Alto Sil: PARAMO DEL SIL,VILLABLINO,  Valles de Gordón y La Tercia: FOLLEDO – POLA DE GORDON-, Valles de Sajambre y Valdeón OSEJA DE SAJAMBRE.

1782008_647757511952105_1241679957_n

Colonia Leonesa de Cuba.

ARTÍCULOS Y ENLACES RELACIONADOS

Enhorabuena por esta medalla de oro de la Provincia para los dos centros leoneses hermanos más allá de los mares

Tras informar y solicitar hace dos años este galardón a la Diputación Provincial de León  desde la Casa de León en Madrid y la Federación de Casas para la Colonia Leonesa de Cuba, dos años de silencio administrativo han dado fruto.

ileón.com

galardón

Medalla de Oro de la Provincia a las Casas de León en Buenos Aires y La Habana

El presidente de la institución provincial recibe al presidente de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas en Argentina.

Ical | 28/10/2016 – 14:43h.  http://www.ileon.com/actualidad/067686/medalla-de-oro-de-la-provincia-a-las-casas-de-leon-en-buenos-aires-y-la-habana

1477762774209unnameddn

Imagen de las instalaciones de bar y salón del Centro de CyL de la Habana donde, junto a otras casas regionales, se ubica la Colonia Leonesa de Cuba. Los despachos de cada una están en el piso primero.

Elpresidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, anunció este viernes que la institución provincial entregará, tal y como se acordó en la Junta de Portavoces, la Medalla de Oro de la Provincia a las Casas de León en Buenos Aires y en La Habana, atendiendo al esfuerzo que realizan estos centros para representar a la provincia, mantener las tradiciones y la cultura leonesa y promocionarla en sus lugares de residencia.

Majo recibió la mañana de este viernes al presidente de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas en Argentina y vicepresidente del Centro de Buenos Aires, el leonés Pedro Bello. Durante este encuentro, Bello trasladó al presidente de la institución provincial las actividades que se llevan a cabo en estas entidades y también las que se han organizado para celebrar el centenario de la creación del Centro Región Leonesa de Ayuda Mutua de la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, el presidente de la Diputación reiteró su compromiso con los leoneses que residen en el extranjero, con los que colabora a través de programas como Añoranza y Raíces, a través de los que la institución provincial intenta traer a los emigrantes leoneses y a sus descendientes durante unos días a la provincia.

Leonoticias

Cariño dorado por la tierrina

La Diputación entregará la Medalla de Oro a los Centros Región Leonesa de Buenos Aires y La Habana, reconociendo una labor de ayuda centenaria

n. barrio | león@nachobarrio

  http://www.leonoticias.com/leon/201610/28/carino-dorado-20161028130718.html

Los últimos compases del siglo XIX en León no fueron fáciles. El hambre encontraba opciones de remedio en el ejercicio de coger la maleta y embarcarse camino América.

Eran años en los que decir Argentina era hablar (e imaginar) una tierra fértil donde las oportunidades se presentaban nada más pisar el país. Con mayor o menor ventura, entre 1885 y 1915 cerca de 100.000 leoneses dejaban atrás la patria cazurra para emprender la aventura americana.

Mucho ha cambiado la situación desde entonces. No en la emigración, que vuelve en nuestros días como una mala pesadilla que se empeña en repetirse. Ahora Argentina no es aquella tierra próspera pintada en otro siglo y Alemania se levanta como destino, en lo que algunos llaman exilio económico.

En la mañana del viernes, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, anunciaba que la institución provincial entregará la Medalla de Oro de la Provincia a los Centros Region Leonesa en Buenos Aires y en La Habana, atendiendo al esfuerzo que realizan estos centros para representar a la provincia, mantener las tradiciones y la cultura leonesa y promocionarla en sus lugares de residencia.

Majo recibió al presidente de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas en Argentina y vicepresidente del Centro de Buenos Aires, el leonés Pedro Bello. Durante este encuentro, Bello trasladó al presidente de la institución provincial las actividades que se llevan a cabo en estas entidades y también las que se han organizado para celebrar el centenario de la creación del Centro Región Leonesa de Ayuda Mutua de la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, el presidente de la Diputación reiteró su compromiso con los leoneses que residen en el extranjero, con los que colabora a través de programas como Añoranza y Raíces, a través de los que la institución provincial intenta traer a los emigrantes leoneses y a sus descendientes durante unos días a la provincia.

asdasd

http://www.esleondiario.com/la-diputacion-otorgara-la-medalla-de-oro-de-la-provincia-a-las-casas-de-leon-en-buenos-aires-y-la-habana/

Leoneses en Buenos Aires

HOJAS DE CHOPO.

ALFONSO GARCÍA  D.L. 30/05/2016

http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/leoneses-buenos-aires_1073103.html

La emigración es una constante en nuestra tierra. La que se dirigió a América especialmente en la primera mitad del siglo pasado merece un estudio detenido, por la cantidad y por las circunstancias que la rodearon, no siempre fáciles. Posiblemente, todo lo contrario, porque buena parte de los afectos y de la raíces se iban diluyendo. Cada vez que viajo a ciudades en que hay asentamiento de paisanos nuestros —Buenos Aires, La Habana, Mar del Plata…— suelo encontrarme con ellos, algunos amigos de la infancia, para hablar, recorrer los espacios de la llegada y sus protocolos —especialmente duro me resultan siempre muelles o espacios de cuarentena— o compartir una cerveza o una de sus actividades. Conozco así muchas historias personales en que la superación o la simple lucha por la vida trazan las coordenadas de una realidad intensa prolongada en la segunda y tercera generación.

Nada tiene de extraño que en las lejanías hoy insospechadas aquellos emigrantes necesitasen puntos de encuentro, una referencia del recuerdo, de la asistencia ante las necesidades, de la ayuda, de la diversión. Así nacieron los centros o casas regionales. Concretamente, el Centro Región Leonesa de Buenos Aires nació el 2 de julio de 1916. Muy pronto cumplirá un siglo. Y como otros, con la presencia de jóvenes acuciados por la crisis, sigue vivo, con intensa actividad y con la esperanza de seguir siendo el referente de una tierra, la suya o la de sus antepasados. En ningún otro sitio como en estas casas he visto aflorar con tanta fortaleza ese espíritu, además de haber forjado allí notables trayectorias personales en la actividad económica, empresarial, deportiva, cultural…

Hace dos años que la Colonia Leonesa de La Habana cumplió también su primer siglo de vida —el primer caso de la historia—, llena de vigor. He de subrayar —y los datos son, además de tozudos, elocuentes— que en ambos casos, a lo largo de este tiempo y cuando la economía les era favorable, tomaron múltiples iniciativas en la provincia con cantidades económicas como aval para paliar algunas de nuestras carencias o nuestras desgracias.

Como generosidad se paga con generosidad, creo que este es el momento oportuno para que la Diputación Provincial acuerde conceder a ambas sociedades la Medalla de Oro de la Provincia. Seguramente pocos, posiblemente nadie, tengan acreditados tantos méritos para el reconocimiento. Hacer oídos sordos a esta realidad sería una verdadera deshonra.

Leoneses en la Habana en el siglo XX. 

La colonia leonesa de Cuba 

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=247303
  • Autores: Juan Andrés Blanco Rodríguez
  • Localización: Estudios humanísticos. Geografía, historia y arte, ISSN 0213-1390, Nº 15, 1993 , págs. 25-54
  • Resumen
    • The independence of Cuba did not end the flow of Spaniards emigrating to the largest island in the West Indies. For this reason during the first thirty years of this century a large number of Spanish associations developed in Cuba. In 1909 the Centro Castellano was founded and over the next decade a series of associations linked with it emerged. Their aim was to bring together Spanish residente proceeding from some of the provinces of the present Castilla y León region, providing them with cultural and recreational activities as well assistance and welfare. The Colonia Leonesa de Cuba is one of them and contibutes to maintain the relationship between the people from León resident in Cuba and their descendants and also their links with the province of León.

Raúl Parrado, reelegido como presidente de la Colonia Leonesa de Cuba

http://www.cronicasdelaemigracion.com/articulo/castillaleon/raul-parrado-reelegido-presidente-colonia-leonesa-cuba/20140120131042055840.html
| 20 Enero 2014 – 13:11 h.
Raúl Parrado –en el centro–, junto a Julio Santamarina y Manuel Vallejo.

Raúl Parrado –en el centro–, junto a Julio Santamarina y Manuel Vallejo.
El presidente de la sociedad Colonia Leonesa de Cuba, Raúl Parrado, fue reelegido en las pasadas elecciones del mes de diciembre, celebradas en esta capital y en las que sólo fue presentada una candidatura.
La Colonia Leonesa de Cuba se fundó el 29 de julio de 1914 con el nombre de Club Leonés, y en un primer momento estuvo integrada por 180 asociados, sólo hombres, cuyo interés fue aglutinar a los emigrantes leoneses llegados a la Isla.
La sociedad se encargó de facilitar mejores condiciones de vida a los emigrantes además de organizar banquetes, giras, ‘matinées’ y fiestas campestres.
Raúl Parrado explicó a ‘Castilla y León en el Mundo’ la importancia de las charlas con emigrantes para recordar a la tierra y preservar el folclore, las tradiciones y la cultura entre la membresía.
Según el reelecto presidente, en 1927, la Colonia Leonesa ayudó con dinero en el proyecto del ferrocarril Pravia, Cangas y Villablino, que benefició a la provincia de León. El 24 de abril de ese mismo día, realizó una suscripción para apoyar a la Ciudad Universitaria de Madrid.
Entre 1995 y el 2003 la sociedad recibió donaciones de medicamentos, juguetes y ropas, provenientes de la Diputación de León y destacó que, pese a la crisis económica que afecta España, los planes ‘Añoranza’ se realizaron este año.
Raúl Parrado, presidente de la Colonia Leonesa, agradeció el esfuerzo de los leoneses en Cuba para mantener vivas las tradiciones, el arte, la cultura y la historia de León, así como los aportes culturales a la vida del país al tiempo que reconoció las ayudas de la Diputación y del Instituto Leonés con la Colonia. La entidad está integrada por 850 miembros, de ellos, 48 nativos.
Acudieron a la presentación oficial de Parrado como presidente por otros cuatros años, Julio Santamarina, presidente de la Federación de Sociedades Españolas, y  Manuel Vallejo, presidente del CRE en Cuba, entre otros cargos de la emigración en la Isla.

Junta Directiva electa 2014-

leongee

Tomó posesión de sus cargos la nueva junta directiva de la Colonia Leonesa de Cuba

Estarán al frente de la entidad en el año de la celebración de su centenario
Periódico de las Comunidades Castellanas y Leonesas en el Mundo
Viernes, 24 de Enero de 2014 22:29h.
http://www.espanaexterior.com/region/70-Castilla_y_Leon/noticia/332790-Tomo_posesion_de_sus_cargos_la_nueva_junta_directiva_de_la_Colonia_Leonesa_de_Cuba

Con la juramentación de los cargos electos y una cena de confraternidad en
la Casa de Castilla y León, la Colonia Leonesa de Cuba celebró la toma de
posesión de su nueva junta directiva, proclamada como ganadora por la
Comisión Electoral el pasado mes de diciembre.A la solemne actividad asistieron un centenar de asociados e invitados.

Raúl Parrado Iglesias resultó reelecto para ocupar el cargo de presidente de la entidad en los próximos cuatro años, y estará acompañado en el Ejecutivo Social por Lida Librán como vicepresidenta; Antonio Mendoza, secretario social; Benito A. Ferreiro, tesorero; y Dámaso Ramiro Marqués, vicetesorero. Completan los catorce cargos de la junta directiva, como vocales, Nora Elizalde, Enrique Lahullier, Evelyn E. Valcárcel, Ramiro Marqués, Antonio Fernández, Arturo Fernández, Maria Divina Rodriguez, Esperanza Urra y Lourdes M. Villate.

Dolores Ferreiro Mouriz, presidenta de la Comisión Electoral, informó sobre
la actuación del ente a partir del pasado mes de noviembre, fecha en que fue
convocado el proceso electoral en la Colonia; asimismo, dio a conocer los
nombres y cargos de los integrantes de la candidatura oficial, ganadora y
proclamada, por no haberse presentado otra, tomando el correspondiente
juramento a los directivos recién electos.

Raúl Parrado repasó su labor al frente de la entidad en los últimos cuatro
años. Entre los hechos más destacados de su mandato señaló el de su viaje a
España, la entrevista con la presidenta de la Diputación de León, Isabel
Carrasco, y el logro de que los leoneses de Cuba pudieran participar en los
programas Raíces y Añoranza.
Agradeció a todos los miembros de la directiva saliente su trabajo y
dedicación a la sociedad, también a todos y a cada uno de los asociados de
la Colonia. Igualmente a los presidentes de las sociedades castellanas y
leonesas, en especial de la Agrupación de Sociedades (ASCyL), Sergio y María
Antonia Rabanillo, a entidades como el Consejo de Residentes Españoles
(CRE), la Federación de Sociedades Españolas de Cuba, (FSEC), la Consejería
de Empleo y Seguridad Social y la Consejería Cultural de la Embajada de
España en Cuba.

Una gran responsabilidad

Reconoció asimismo el apoyo recibido del Ministerio de Justicia (Minjus), a
través del Registro Provincial de Asociaciones y el órgano de Relaciones, y
exhortó a los integrantes de la nueva Junta de Gobierno a prepararse para
trabajar duro “porque hay un centenario, nosotros somos la junta del
centenario, es una gran responsabilidad que ha caído sobre nuestros hombros
y estoy seguro que ustedes sabrán cumplir”, dijo.
La actividad concluyó con las palabras de la vicepresidenta Lida Librán,
quien reiteró la importancia del año que comienza por conmemorarse el
centenario de la Colonia Leonesa de Cuba.
Entre los invitados a la toma de posesión se encontraban, el
cconsejero-presidente del CRE, Manuel Vallejo Filpo; el presidente de la
Federación de Sociedades Españolas (FSEC). Julio Santamarina López; María
Aurora Pérez Guardamino, secretaria social de la ASCyL, y presidentes y
vicepresidentes de las siete casas regionales de Castilla y León. En
representación del Minjus de la República de Cuba, Verónica Pichardo, por el
Registro Provincial de Asociaciones, y Jorge Gavilán, del Órgano de Relaciones.
cabecera Diario Leon
anapixel

HOJAS DE CHOPO  http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/colonia-leonesa-cuba-siglo_902898.html

Colonia leonesa en Cuba: un siglo

ALFONSO GARCÍA  D.L. 07/07/2014

Los leoneses en Cuba y sus descendientes andan de celebración: tienen allí una larga, profunda y, con frecuencia, hermosa historia. Durante siglos miles de paisanos buscaron una vida mejor en la calidez de aquel clima y aquellas gentes, hermanas siempre y acogedoras. Momentos benignos y duros, lo cierto es que las múltiples presencias leonesas en la que tantos llaman perla del Caribe darían de sí para un interminable apéndice, una prolongación mejor, que proyecta nuestra propia historia en un mestizaje enriquecedor, en un hermanamiento fructífero que falta por conocer y sistematizar, sobre todo en su proyección humana.

A principios del pasado siglo existía en La Habana el Centro Castellano, cuyo núcleo más numeroso era el formado por leoneses, tan dados a la emigración americana, sobre todo en la primera mitad de la centuria, con especial querencia por Argentina, Cuba, México y Brasil. Un grupo de leoneses fue precisamente el que encabezó la creación de sociedades provinciales en la capital cubana. Para ello se creó una comisión gestora que había de encargarse de difundir la idea de una asociación leonesa que tendría fundamentalmente carácter benéfico y recreativo.

El 29 de julio de 1914 se creó la Colonia Leonesa de Cuba, con sede en la capital. Unos días antes se celebró una romería leonesa, con un desfile por varias calles de La Habana, una misa de campaña para bendecir el estandarte enviado por la Diputación, expuesto aún con mimo y preferencia en la sede actual. Después del banquete, un corro de lucha leonesa cerró la jornada. La prensa cubana y leonesa cubrieron con generosidad la noticia.

Es verdad que durante un año hubo dos asociaciones leonesas. Pero en junio de 1915 estaban ya unificadas y con el firme propósito de convertirla en una pujante sociedad recreativa y benéfica que, sobre todo, mantuviese el contacto entre leoneses y descendientes que residían en la isla. «Tenía como especial finalidad facilitar algunas actividades recreativas y culturales y, de manera muy particular, prestar ayuda moral y material a los socios que por enfermedad o indigencia la precisen». Y desarrollar la vinculación con la provincia y contribuir a difundir, enaltecer y honrar cuanto estuviese relacionado con ella.

Con los vaivenes lógicos de cada momento histórico, los altibajos de asociados y los cambios de sede, hoy la Colonia Leonesa de Cuba tiene una gran fortaleza, dentro del espíritu con que nació, a pesar de sus muchas restricciones económicas. Sería impensable, por ejemplo, levantar el Panteón donde entierran a muchos paisanos en el Cementerio de Colón. Raúl Parrado, cuya familia vivió a la sombra de la catedral y él mismo sufrió los rigores de nuestros inviernos, le ha dado un impulso lleno de vitalidad. Es bueno saber que en la calle Neptuno, 519 hay un trozo del corazón leonés. Felicidades.

logotipo_20121122

La Colonia Leonesa de Cuba conmemora su 96 aniversario

http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/La-Colonia-Leonesa-De-Cuba-Conmemora-Su-96-Aniversario-vn53371-vst233
Ángel González       05/08/2010
La Colonia Leonesa de Cuba conmemoró su fundación con una buena asistencia durante dos días consecutivos, el sábado 31 de julio y el domingo 1ro de agosto, en uno de los salones de la Federación de Sociedades Asturianas sito en la Avenida del Prado, en el municipio capitalino de La Habana Vieja.
A los actos asistieron el Presidente de la Agrupación de Sociedades Castellana y Leonesa, el Vicepresidente del CRE, la Funcionaria de la sección de la sección de Asuntos Laborales y Sociales del Consulado de General de España, la Representante del Registro de Asociaciones, la Presidenta de la Federación de Sociedades Asturianas el Presidente del Consejo de Piloña, Directivos y Representantes de las distintas sociedades que integran la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesa, entre otros distinguidos invitados.
En los actos, que se iniciaron con los himnos de Cuba, España y León, hizo uso de la palabra el presidente de la Colonia Leonesa, Raúl Parrado Iglesias, quien propuso, en caso de efectuarse la probable visita de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, entregarle la Medalla de Honor de la Colonia Leonesa de Cuba, por su meritoria labor, lo cual fue aprobado por unanimidad en ambas ocasiones por los socios presentes.
Seguidamente, Raúl explicó que esta convocación era para festejar una significativa fecha: el aniversario 96 de la fundación de la Colonia Leonesa de Cuba e hizo un amplio y rápido recorrido que abarcó desde los antecedentes de la Colonia y su creación, un 29 de julio de 1914, hasta la fecha actual.

1782008_647757511952105_1241679957_n

Concluyó su intervención leyendo un llamado a los integrantes más jóvenes de la Colonia, que se publicó en el libro que recoge sus primeros 25 años, y que se aviene a nuestros tiempos, en que plantea “A ustedes, descendientes leoneses les presentamos esta memoria. En ella podrán ver la labor de sus antepasados…” Y más adelante se lee: “¿A quién corresponde, pues conservar lo ellos hicieron? ¿Quiénes son los llamados a seguir la obra de sus padres, que aún no dejaron terminada por esta Sociedad tiene mucho que hacer y mucho que crear?” Y con termina el escrito con palabras emotivas diciendo: “Y los viejos, al verlos seguir su obra exclamaran con lágrimas en los ojos por la satisfacción sentida: ‘¡Tenían que ser: son nuestros hijos!’”.
En ambos días, la parte cultural estuvo a cargo de la presentadora Ondina Mateo, con sus habituales y bellas declamaciones en las que interpreta también canciones de afamados autores, quien dio paso al Cuerpo de Baile de la Colonia Leonesa “Palmas y Olivos” con las Bodas de Luís Alonso.
El Presidente de la Colonia aprovecha para hacerle un merecido reconocimiento y entrega de obsequios a Antoinettee Torres García la directora del Cuerpo de Baile quien lleva 15 años de ininterrumpida labor en la sociedad.
Maureen Iznaga brinda sus apreciadas canciones acompañada del guitarrista Alejandro Elías, y los presentes le solicitaron a ella que interpretara Alfonsina y el Mar, canción con la que obtuvo en 1980 el primer premio en un concurso de un programa de la televisión para cantantes aficionados y que le abrió las puertas a la fama.
La profesora Antoinettee Torres compartió el escenario con sus alumnas en otra de las interpretaciones de de “Palmas y Olivos”.
Para dar fin a la parte cultural, Raúl Araujo ofertó también varias de sus gustadas canciones que fueron coreadas por el público.
Todas las actuaciones artísticas resultaron fuertemente ovacionadas por la concurrencia la cual para finalizar degustó de un exquisito buffet.
http://www.espanaexterior.com/seccion/Castilla_y_Leon/noticia/291503-Trescientos_asociados_de_la_Colonia_Leonesa_de_Cuba_celebran_el_Dia_de_Castilla_y_Leon

cabecera Diario Leon

ciudades enlazadas:

Un rincón leonés en el corazón de Cuba

En el cementerio colón de la capital cubana, donde están enterradas tres millones de personas, existe una parcela dedicada a león con un panteón y muchas alusiones a la colonia leonesa que se instaló en la isla desde 1914

Vista del exterior del Panteón de la Colonia Leonesa. Detalle de la entrada. - a. garcía

Vista del exterior del Panteón de la Colonia Leonesa. Detalle de la entrada. – a. garcía

ALFONSO GARCÍA 11/08/2013

http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/rincon-leones-corazon-cuba_818383.html

Refiriéndose a la capital de Cuba, J. J. Armas Marcelo escribió en su novela Así en La Habana como en el cielo: «Era una ciudad enorme, aparentemente derrumbada y hundida en la soledad, que navegaba suavemente hacia ninguna parte entre sus propias ruinas; una ciudad deshabitada, turbia, abandonada al fin por todos los que dijeron que la amarían después de la muerte…».

Y, sin embargo, hay un rito de la muerte que permite amar también a las ciudades después, precisamente porque muchas arropan el corazón de la soledad personal o de la distancia. Ciudades, en fin, habitadas por sueños y nostalgias. Como La Habana, el reposo definitivo de muchos españoles que tenían el amor dividido por el mar. Como tantos leoneses.

En La Habana hay millones de historias enterradas en veintiún cementerios, aunque uno, del Cementerio Colón, acoja en sus siete kilómetros cuadrados el ochenta por ciento de los difuntos de la capital cubana. Unos tres millones de personas están enterrados aquí, algunas con una proyección histórica que el silencio definitivo no ha permitido olvidar: Carlos Manuel de Céspedes, Alejo Carpentier, Cirilo Villaverde, Juan Marinello, Cecilia Valdés, José Lezama Lima, José Raúl Capablanca, Amaira Goire de la Hoz, «La Milagrosa», la tumba más visitada…

Monumento Nacional desde 1987, la fundación de este cementerio data del 30 de octubre de 1871, fecha de la primera piedra y bendición de las obras, según el proyecto del arquitecto gallego Calixto de Loira Orellán y Cardoso, curiosamente el primer enterrado en el camposanto diseñado por él.

Hoy aún impresiona el tamaño —es la tercera necrópolis más grande del mundo— y la riqueza cosmopolita de sus componentes. Esculturas, panteones, materiales, arquitectura funeraria hacen de él el cementerio más rico de la América hispana, sin olvidar, por supuesto, la magnífica portada de la entrada principal.

Servicio de enterramiento para leoneses

La presencia leonesa en Cuba fue muy notable. Como curiosidad, dieciséis leoneses tuvieron protagonismo en la lucha independentista de la isla caribeña contra España.

En 1914 se funda la Colonia Leonesa, una sociedad que tenía como finalidad «aglutinar y estrechar las relaciones entre los leoneses y sus familiares residentes en Cuba». Dado, sobre todo, su carácter recreativo, benéfico y asistencial, desde el primer momento se encargará también de proporcionar a sus socios un servicio de enterramiento en el cementerio Colón. De tal manera que la Junta Directiva propone en 1918 la compra de una parcela «al objeto de construir un Panteón para los asociados y sus familiares». Se compra en mayo de ese mismo año y se nombra una comisión a fin de recaudar los fondos necesarios para cubrir su coste (1.200 pesos).

La verdad es que pronto se obtienen con holgura los fondos necesarios. Dos razones sustentan tal rapidez. La primera, sentimental: dadas las dificultades que la mayoría tenía, por múltiples razones, para el retorno, además de las raíces echadas en la isla, ser enterrado en este panteón significaba descansar eternamente en tierra propia. Para tener muy en cuenta. La segunda se asienta en el elevado número de leoneses que residían en la isla, muchos de los cuales habían conseguido una privilegiada situación económica. Generosos habitualmente con sus paisanos, asumían la mayor parte de los gastos que suponían las iniciativas, especialmente extraordinarias, iniciadas por la Colonia.

Lo cierto es que el primer enterramiento en esta parcela leonesa tuvo ya lugar al año siguiente, en 1919. Ángel Alonso Posada. Después, ya se sabe: esta es la historia que nunca se detiene. Al Panteón ha ido sometiéndose a sucesivas reformas y ampliaciones. A la entrada, dos placas explican al interesado estas circunstancias históricas. Una, pequeña y en la parte baja, constata que «Esta obra ha sido construida por los señores: Luis Carvajal Valle y Manuel Suárez Álvarez». La segunda, más cerca de la puerta, de mayor tamaño y con el escudo de León en bronce, alusión muy repetida, sintetiza la historia de la evolución de la obra y pone de relieve los nombres de las personas que la hicieron posible en sus distintas fases.

Muy cuidado y atendido, se encarga de su mantenimiento una persona que, pagada por la Colonia Leonesa, lo abre al público interesado los fines de semana. Los domingos suelen ser los días en que hay mayor número de visitantes.

Arco románico y escudo

Aunque los referentes funerarios de distintas regiones españolas están presentes en el cementerio Colón, el panteón de la Colonia Leonesa se identifica con cierta facilidad por su envergadura volumétrica, por la prestancia arquitectónica y por las frecuentes alusiones a la tierra de origen.

Con forma rectangular el espacio, el remata de su portada se cierra, en su parte central, con el escudo de León en granito, y debajo esta alusión identificadora: «1920 Colonia Leonesa 1957». La puerta, a la que se accede mediante la subida de cinco peldaños, es de hierro, igual que la verja de protección, y está rematada en cristal y el escudo dorado de León, igual que la alusión a «C. Leonesa». La entrada tiene un arco de imitación románica, fácilmente identificable por su intencionalidad». El interior es sorprendente. Sólo la experiencia de acceder a él permite calibrar en su auténtico sentido la afirmación. Por la disposición de todos los elementos y por los tres niveles o pisos que lo conforman: el del nivel de la entrada y dos inferiores, subterráneos, a los que se accede mediante una escalera que parte desde el lateral derecho de la estancia principal.

Preside la Virgen del Camino

Apenas entramos en el panteón, lo hacemos directamente a la capilla propiamente dicha, con bancos para las ceremonias religiosas y nichos en los laterales, desde el piso hasta prácticamente el techo, con cuatro hileras.

La capilla está presidida, en urna de cristal, por una imagen de la Virgen del Camino, advocación que, por otra parte, y gracias a diversas acciones de emigrantes leoneses en diversos momentos de la historia, ha arraigado entre los habitantes de La Habana. La imagen forma parte de un sencillo retablo cuya base está en el altar. Sobre ella, y como remate, una cruz que, realizada sobre vidrieras, reproduce los colores de las de la catedral de León.

A ambos lados del conjunto del que forma parte la figura de la Virgen, dos vidrieras. A su derecha, una reproduce la imagen de san Froilán, obispo de León, cuyo escudo la remata. La segunda, al lado opuesto, ha sido sustituida por un cristal simple, puesto que la original se rompió y los medios económicos no permiten, al menos de momento, su restitución.

Si bien es cierto que en esta planta se enterraron en el año 2012 media docena de asociados o familiares, lo cierto es que la capacidad total del panteón es de 752 nichos, en buena parte ocupados. De ellos otro bloque se encuentra en la primera planta baja, que en este caso está presidida por un altar muy sencillo y un Cristo en la cruz, de granito.

Mentiría si no añadiese que llegar a este último espacio no produce, al menos no me produce una cierta sensación de entrar en una catacumba, sensación que se acentúa en el último piso, en perfecta disposición para su cometido pero aún totalmente desocupado.

Detrás de esta descripción late una apoyatura sociológica que, detectada fácilmente a la hora de escribirla y más sólida en la época en que fue construido el Panteón de la Colonia Leonesa, va más allá de lo estrictamente físico. Es el amor a la tierra, la añoranza de su pérdida y el deseo de ser enterrado en ella. Es el derecho que aún hoy mantienen los asociados y sus cónyuges y los hijos menores de catorce años, que siguen mimando el espacio que los identifique dentro del monumental cementerio Colón de La Habana.

 

Fiesta de fin de año de la Colonia Leonesa de Cuba con cerca de medio millar de personas

<http://www.espanaexterior.com/region/70-Castilla_y_Leon/noticia/331555-Fies
ta_de_fin_de_ano_de_la_Colonia_Leonesa_de_Cuba_con_cerca_de_medio_millar_de_personas>
http://buiza.cranf.net/hist_cuba.html
Como ya se ha dicho en otra sección de la web, la emigración a Cuba fue un fenómeno importantísimo en la historia de Buiza.

Carlos Lombas me envía un extracto del libro

Castellanos y Leoneses en Cuba: El Sueño de Tantos,

de Juan Andrés Blanco Rodríguez [ed.Ámbito, Valladolid, 2005, ISBN8481831492]

donde se habla de la importante presencia de los leoneses en Cuba.
Colonia Leonesa de CubaLos leoneses constituirán el grupo más numeroso dentro de los promotores del Centro Castellano y ellos encabezarán asimismo la creación de sociedades “provinciales”. Ambas iniciativas son lógicas, al ser León la provincia de la región de la que proceden más emigrantes entre los castellanos y leoneses.La Colonia Leonesa de Cuba es la segunda asociación de sus características que se crea en el ámbito del Centro Castellano. En 1914, por iniciativa de un grupo de leoneses procedente del Centro Castellano entre los que destacan Vidal González, Policarpo Muñiz, Cayetano Tejerina y Gregorio Valbuena, a los que se le unieron muy pronto Daniel Peñón y Garcilaso Rey, dos de las figuras más destacadas de la futura Colonia, se constituirá una Comisión Gestora con vistas a dar los pasos necesarios para difundir entre los leoneses residentes en Cuba, fundamentalmente en La Habana, la idea de una asociación de carácter benéfico y recreativo y realizar las primeras gestiones para la creación de la misma.[…]La primera actividad realizada por la Comisión Gestora será la organización de una romería de ambiente leonés a celebrar el 7 de junio del año en curso con ocasión de la entrega de un estandarte de la provincia concedido por la Diputación Provincial de León. En la proclama de la convocatoria se hace una primera referencia a la Colonia Leonesa de Cuba, aún sin fundar. El éxito de asistencia a la mencionada romería anima a la Comisión Gestora a realizar una convocatoria firmada por Garcilaso Rey dirigida a todos los leoneses residentes en La Habana contando con el apoyo del Centro Castellano. El 29 de Julio de ese mismo año tiene lugar la reunión presidida por D. Emilio Cuenllas y actuando como secretario el mencionado Garcilaso Rey, de la que saldrá la constitución de una primera asociación llamada Club Leonés. Los protagonismos personales que se manifiestan en la elaboración del Reglamento por el que ha de regirse el club determina que este no inicie su andadura con un carácter aglutinador, lo que provocará que en agosto de ese mismo año se constituya una nueva asociación denominada Club de la Colonia Leonesa.Hasta junio de 1915 coexistirán ambas asociaciones con un escasísimo número de socios y reducida actividad, al margen de las recriminaciones mutuas, lo que las inclina a dar los pasos necesarios para superar la división constituyendo una única sociedad, hecho que tendrá lugar el 10 de junio de 1915 con la renuncia de ambas juntas directivas. El 18 de ese mismo mes la Junta General de Elecciones proclama la única candidatura presentada que está encabezada por un destacado leonés residente en La Habana, Manuel Álvarez Valcárcel, con Leovigildo González de secretario. La práctica totalidad de los integrantes de la primera junta directiva de las dos asociaciones leonesas existentes hasta entonces forma parte de esa primera junta.[…]Sin embargo los recelos no desaparecieron a pesar de las manifestaciones de vocación integradora y aglutinadora de todos los leoneses y, antes de cumplir los tres primeros meses de su mandato, la junta directiva presenta su dimisión el 15 de septiembre del año en curso, convocándose nuevas elecciones a las que se presentan dos candidaturas. Por mayoría de votos el 14 de noviembre es elegida una nueva junta presidida por el anterior vicetesorero, Simón Blanco, con Secundino Díez de secretario. A partir de ese momento, la nueva asociación que durante un tiempo mantendrá la denominación de Club de la Colonia Leonesa, iniciará una existencia con menor conflictividad interna y una mayor actividad en beneficio de sus socios, cuyo número crece significativamente en los siguientes años.[…]Surge la Colonia Leonesa de Cuba con la finalidad de aglutinar y estrechar las relaciones entre los leoneses y sus familiares residentes en Cuba. Persiguen también desarrollar la vinculación con la provincia de origen de sus asociados contribuyendo a difundir y enaltecer todo lo tendente a honrar la provincia de León. También se plantea trabajar por el engrandecimiento del Centro Castellano, sin que en ningún momento se manifiesten reticencias de carácter regionalista. Tiene como especial finalidad facilitar diversas actividades recreativas y culturales en beneficio de sus socios y, de modo muy particular, prestar ayuda moral y material a los socios que por enfermedad o indigencia la precisen. Se tenderá a auxiliar también a los coprovincianos no socios, dentro de las posibilidades de la Colonia.A pesar de la existencia de algunas iniciativas dirigidas a disponer de una sede específica propia, la Colonia Leonesa desarrolla su actividad en los locales del Centro Castellano y, tras la incautación de los bienes de este ocuparán las distintas sedes de la Agrupación de Sociedades Castellanas, actualmente en Neptuno 519 de la capital habanera.La Colonia Leonesa se rige por un reglamente que sigue el patrón común del conjunto de asociaciones del ámbito del Centro Castellano, si bien con alguna diferencia derivada de ser la institución que cuenta con un mayor número de afiliados. En él se determina la estructura, funciones y gobierno de la asociación. El primitivo reglamento será modificado parcialmente en varias ocasiones. El gobierno de la Colonia Leonesa está encomendado a una junta directiva integrada por un presidente, dos vicepresidentes, un tesorero, un vicetesorero, un secretario, un vicesecretario, 39 vocales titulares y 10 suplentes. Los cargos de secretario y vicesecretario se eligen dentro de la junta. Estos cargos son gratuitos y honoríficos, elegibles y reelegibles cada dos años, con renovación parcial de la mitad de la junta cada año. Anualmente se nombra a los presidentes de las distintas secciones, básicamente de Propaganda, Fiestas y Panteón social.Para ser miembro de la junta se precisa un tiempo como socio que en principio se fija en dos años y, naturalmente, estar al corriente de las cuotas. El proceso de elecciones está minuciosamente regulado en el reglamento y controlado por una Comisión Electoral con dos secretarios escrutadores.[…]La Sección de Fiestas reviste gran importancia, ya que las actividades recreativas son algunas de las más importantes de la Colonia, particularmente en los primeros años de su existencia. A estas actividades festivas se dedica una parte significativa del presupuesto y pueden ser gratuitas para los socios o “de pensión”, generalmente con la finalidad de recoger fondos con algún objeto determinado. La Sección de Propaganda se encargará de la organización de algunas campañas dirigidas a obtener fondos o bienes para la Colonia u otros fines. La Sección del Panteón se encarga de todo lo relacionado con la adaptación, mantenimiento y utilización del mismo. Generalmente su presidente será el vicetesorero.También existen otras secciones con una finalidad determinada y con una duración variable. Así, de 1937 a 1939 existe una sección encargada de la finca Villa Ana María, que la Colonia adquirirá en Arroyo Arenas, cerca de La Habana. En 1938 se creará la Sección de Intereses Morales y Materiales que, de hecho, sólo existirá ese año. Existe asimismo una Comisión de Glosa con las funciones ya mencionadas de supervisión económica y administrativa. Semestralmente debe rendir un informe ante la Junta General, aunque en ocasiones se hace con una periodicidad más amplia.Al igual que otras colonias, la leonesa cuenta con asesoría médica y jurídica. La primera tiene como misión investigar e informar sobre la situación de los socios que demandan subvención por enfermedad, labor que corresponde al médico de la sociedad, que es nombrado por la junta directiva. Varios miembros de esta actuarán mensualmente de vocales de visita teniendo la obligación de atender a los socios que hayan solicitado ayuda. La asesoría jurídica estará a partir de diciembre de 1929 y durante un largo tiempo a cargo del letrado José Manuel Vidaña.[…]Desde los primeros años de su existencia la Colonia Leonesa se encarga también de proporcionar a sus socios y familiares un servicio de enterramiento en el cementerio Colón de la capital habanera. En Marzo de 1918 los miembros de la junta directiva Julián Herrero y Francisco Pellón proponen la adquisición de una parcela en el mencionado cementerio al “objeto de construir un Panteón para los asociados y sus familiares”. Aceptada la propuesta, en el mes de Mayo se decide por mayoría adquirir una parcela de 120 metros cuyo costo asciende a 1200 pesos, nombrándose una comisión para iniciar la suscripción con objeto de recaudar los fondos necesarios. Dicha suscripción tiene éxito incluso entre los leoneses no asociados y pronto se obtienen con holgura los fondos necesarios. […]Los ingresos ordinarios proceden de las cuotas de los socios que empiezan siendo de 0,5 pesos al mes. Las esposas de antiguos socios suelen aportar una cantidad algo menor. Existe una cuota de ingreso de 5 pesos para los nuevos socios. Junto a las donaciones extraordinarias y suscripción de bonos de socios y paisanos, se obtienen fondos de diversos concursos y distintas inversiones, fundamentalmente en bonos de la Compañía Cervecera y del Centro Castellano. […] En el apartado de gastos, una buena parte del presupuesto se dedica al Fondo de Auxilio y Beneficiencia, que también se nutre de donaciones extraordinarias. […] Como el capítulo de gastos fijos no es muy amplio y contando con las donaciones y cuota extraordinarias, la Colonia Leonesa consigue realizar una serie de inversiones que incrementan su capital social. En 1938 dispone de 20.976 pesos, lo que es una cantidad considerable para la época. […]La dinámica Colonia Leonesa de Cuba vio progresivamente reducida su actividad, como ocurre con el resto de las asociaciones de españoles que no desaparecieron, tras la revolución de 1959. Sin embargo, hoy en día sigue existiendo y trabajando por mantener el contacto entre leoneses y descendientes de leoneses residentes en Cuba –especialmente en La Habana-, manteniendo vivo el recuerdo y la vinculación con la provincia de la que proceden y con España. Hoy sigue siendo la Sociedad Castellana y Leonesa con mayor número de socios, 899, de los que son españoles 280, viviendo aún 71 de los nacidos en la provincia de León. Algunos de estos han podido, con la ayuda de la Diputación Provincial, volver a visitar la tierra de la que salieron hace décadas.

Dos textos publicados en un libro llamado Cariñoso Homenaje a la Santísima Virgen del Valle en Buiza de Gordón (León) [1959, Imprenta Moderna, León] dan testimonio de la nostalgia por la tierra y de la vivencia de la revolución cubana, respectivamente.
Humilde homenaje dedicado a la Virgen del Valle, Patrona de la “Sociedad Hijos de Buiza en La Habana”, en el día del 15 de Agosto y en la fiesta que en su honor se conmemora.
¡Oh! Virgen del Valle, únicamente el que está lejos de Ti sabe la dulce emoción que se experimenta a tu recuerdo. Tú eres a quien da el póstrer adiós el emigrante, cuando con los ojos empañados de lágrimas por la pena y el dolor abandona a sus queridos padres, hermanos, hogar y el rincón querido donde vió la luz primera, el lugar donde pasó sus infantiles juegos y al darte el último adiós (quizás para siempre) piensa: ¿volveré? ¿no volveré? ¡quién lo sabe! únicamente Dios puede descifrar los inescrutables designios de cada criatura.Y después, a través de los mares y los años, cuando los primeros hilos de plata aparecen sobre sus sienes, siempre hay un recuerdo perenne en la mente del que te rezó en su niñez ¡Oh, Nuestra Señora del Valle! ¡Oh, nombre bendito! Tú sabes cuán fervorosamente se descubre aquél que tiene la suerte que después de pasar largos años en lejanas tierras, vuelve al hogar querido de sus mayores, y Tú que fuiste la que diste el último adiós, eres también la primera que regocijada le das la bienvenida, lo cual le hace olvidar todas las penalidades sufridas en su larga ausencia y lleno de noble emoción exclama al pasar por tu frente: Bendita, bendita seas Virgen Querida, pues tu recuerdo siempre me acompaña, lo mismo en mis alegrías que en mis tristezas y cuántas acciones reprobables se habrán evitado nada más que con acordarse de tu inmaculado nombre.¡Oh, Virgen del Valle! Los miembros de la Sociedad “Hijos de Buiza”, en La Habana, ponen a tus plantas las emociones más nobles de sus corazones.

Manuel Lombas García
Soneto escrito en la Prisión de la Cabaña, con motivo de cumplir condena, acusado de pretender huir de Cuba en “Bote”:

Virgen del Valle, en la prisión sombría,
yo recordé tu nombre inmaculado,
en mis plegarias te hube suplicado,
vieran pronto la luz mejores días.
Que el terror, el dolor y la impudicia
que hoy azotan a la perla Antillana,
tengran pronto final y que el mañana
sea de dicha, de amor y de justicia.
Acércate al Señor, Virgen del Valle,
y dile al Hacedor de estos mis ruegos
que el alarido del blasfemo acalle.
Que vuelva a ondear la solitaria estrella,
que una Cuba feliz tengamos luego,
y que tanto dolor no deje huella.
Dr. Antonio Lombas García
http://www.espanaexterior.com/region/70-Castilla_y_Leon/noticia/339858-Medio_millar_de_personas_festejaron_en_La_Habana_el_centenario_de_la_Colonia_Leonesa_de_Cuba

Medio millar de personas festejaron en La Habana el centenario de la Colonia Leonesa de Cuba

La entidad clausuró la Semana Cultural Leonesa celebrada del 20 al 27 de julio

Manuel Barros

Durante la celebración se dio a conocer un mensaje de felicitación enviado por la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, María de Diego Durántez y se recibieron obsequios enviados a la entidad por la Junta de Castilla y León y el Instituto Leonés de Cultura.

Con una gran actividad socio-cultural y un banquete de confraternidad en el Restaurante ‘El Pedregal’, la Colonia Leonesa de Cuba celebró por todo lo alto su centenario y clausuró la Semana de la Cultura Leonesa.

El encuentro, al que asistieron unos 500 asociados e invitados, se efectuó el pasado 27 de julio y estuvo presidido por la Junta Directiva de la Colonia, encabezada por su titular, Raúl Parrado Iglesias. Entre las personalidades invitadas se encontraban: Laura López García, cónsul adjunta de España en Cuba; María Antonia Rabanillo Dámera, presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas; María C. Rico Martín, integrante del CGCEE y miembro titular del CRE; Julio Santamarina López, presidente de la Federación de Sociedades Españolas en Cuba (FSEC); María A. Marcos Alonso, presidenta de la Federación Asturiana (FAAC), y presidentes y directivos de las Casas Regionales de Castilla y León en Cuba, así como representantes del Ministerio de Justicia, y otros invitados.

Las palabras centrales del acto estuvieron a cargo del titular de la Colonia, Raul Parrado. También hicieron uso de la palabra María A. Rabanillo y Laura López. Se dio a conocer un mensaje de felicitación enviado por la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, María de Diego Durántez, y se recibieron obsequios enviados a la entidad por la Junta de Castilla y León y el Instituto Leonés de Cultura. Asimismo, se reconoció la extraordinaria labor de la Junta Directiva y la Comisión del Centenario en la organización de los festejos.

Diplomas, títulos y medallas

Durante el acto se entregaron Diplomas de Reconocimiento a la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas, (ASCyL), al músico y profesor leonés Héctor Luis Suárez Pérez, y al Centro Leonés de Madrid “por su apoyo y colaboración con nuestra sociedad en su centenario”. El título de ‘Socio de Honor’ correspondió a Ma Dolores Rodríguez Calvo y a Justa I. Iglesias González, “por su dedicación y apoyo constante a las tareas de nuestra sociedad”, mientras que el de ‘Presidente de Honor’ fue al padre Ángel Cuevas Villamán, “guía espiritual y capellán de la Colonia”.

Asimismo, recibieron la Medalla de Honor de la Colonia Leonesa de CubaMiguel Barnet Lanza, “escritor, etnólogo y poeta cubano, presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, (UNEAC) y fundador y director de la Fundación Fernando Ortiz” (FFO); Alfonso García Rodríguez, “poeta, periodista y destacado y brillante intelectual leonés, nuestro más dedicado representante en tierras españolas”, y la Diputación de León, “por su constante y resuelto apoyo, material y espiritual, a nuestra sociedad durante estos 100 años”.

Gala cultural

La gala cultural contó con las actuaciones del grupo ‘Palmas y olivos’, bajo la dirección de Antoinette Torres, que se presentó con música y danzas tradicionales de León, España y Cuba. También participaron los cantantes Luanda Suárez, Carlos Carlos, Elvira Suárez y Raúl Iglesias; el poeta, Alfonso García, y el músico y profesor, Héctor L. Suárez, todos bajo la dirección y conducción de Laritza Camacho. Con una brillante interpretación de ‘Las bodas de Luis Alonso’ por el grupo ‘Palmas y olivos’ concluyó la actividad.

Semana de la Cultura Leonesa

Con la participación de centenares de personas, tuvo lugar del 20 al 27 de julio en la capital cubana la Semana de la Cultura Leonesa que se inició con la una Misa en el Panteón Social de la entidad para bendecir el estandarte y todas las actividades a desarrollar durante las Jornadas por el Centenario.

Se impartió la conferencia sobre la ‘Historia de la Colonia Leonesa’, a cargo del historiador Abel Abella, y quedó inaugurada la exposición ‘100 años de la Colonia Leonesa de Cuba’Se hizo entrega de un ‘Reconocimiento Especial’ a las  familias centenarias y hubo un conversatorio e intercambio de experiencias con participantes en los programas de ‘Añoranza’ y ‘Raíces’.

Además, el intelectual leonés, Alfonso García Rodríguez impartió la conferencia ‘Presencias leonesas en La Habana’ y se presentaron dos libros, el primero, sobre la vida del ‘Presidente de Honor’ de la Colonia, el metereólogo y astrónomo,  Mariano Gutiérrez-Lanza, S.J., y el segundo, ‘Síntesis de la historia de la Colonia’, del historiador Abel Abella. También se presentó la versión digital del libro ‘Fotos de familias leonesas’.

Otras actividades fueron un encuentro gastronómico con comidas típicas leonesas y un taller sobre ‘La cocina típica leonesa’. Asimismo, el poeta leonés Alfonso García se presentó en un recital con sus últimas creaciones y la Semana Cultural finalizó con una gala a cargo del grupo de danzas ‘Palmas y olivos’, y la entrega de reconocimientos a sus fundadores.

Un centenario de tradiciones

El 29 de julio de 1914 se creó en La Habana el ‘Club Leonés’ con 180 asociados. Y en agosto del propio año el ‘Club de la Colonia Leonesa’, uniéndose ambas asociaciones el 10 de junio de 1915. Actualmente la entidad cuenta con 768 asociados. Poseen estandarte propio y Panteón Social. El Ejecutivo Social está integrado por: Raúl Parrado Iglesias, presidente; Lida Librán González, vicepresidenta; Antonio Mendoza, secretario social; Benito A. Ferreiro, tesorero; Dámaso R. Marqués, vicetesorero, completándose la nómina de la Junta directiva con nueve vocales. La entidad tiene un grupo de danzas, ‘Palmas y olivos’, y participan activamente en todas las actividades de la colectividad castellano leonesa y española. Sus Comisiones de Trabajo son: Cultura, Deportes, Mujeres, Jóvenes, Adultos Mayores, Naturales y Atención al Panteón social.

Una respuesta a La Habana (Rep. de Cuba)

  1. Pingback: Tres cuentos leoneses en La Habana de Alfonso García Rodríguez | La utopía del día a día

Deja un comentario