Repostería/pastelería artesanal

HITOS DE LA TRADICIÓN PROVINCIAL

http://www.nicanores.com/index01.html

http://www.mantecadasdeastorga.es/historia.html

 

 

 

 

 

 

 

"Imperiales" de La Bañeza - ¡¡Qué ricos!! Si te gustan las almendras... ¡¡Pruébalos!! Es otra de esas cosas de León que realmente merecen la pena (nada que ver con las mantecadas... Aunque estén buenas tambien ¡Ojo! No digo que no...) ?Imperial March? from Star Wars: <A href="http://www.goear.com/listen.php?v=b2dbfe5" rel="nofollow noindex external">http://www.goear.com/listen.php?v=b2dbfe5</A> - Fotolog http://www.pastelerias-pastel.es/confiteria-imperiales-alonso/
http://lazosdesanguillermo.es/es/

Yemas de La Bañeza

http://www.rutadelaplata.com/es/7156-artesania

Conftería Zorita

http://www.confiteriaconrado.es/

http://www.peninseleccion.com/

Foto gentileza www.barriohumedo.net

http://www.caramelossantos.com/ronchito_.html

http://www.joseluisluna.com/Curiosidades/Gastronomia/gastronomia_tipica_de_sahagun.htm#AMARGUILLOS

 

 

 

AMARGUILLOS DE SAHAGÚN

 

 

 

 

http://www.nicanores.com/index01.html

Nicanor Rodriguez Gonzalez                                           Iglesia de Velilla de Valdoré

Nicanor Rodríguez González nació en la Velilla de Valdoré, pueblecito cercano a Cistierna, y a los dieciséis años salió de la localidad montañesa para comenzar a trabajar como aprendiz en la pastelería de Camilo de Blas de León.

Parece ser que fue en esta dulce institución leonesa donde el joven Nicanor dio en confeccionar por vez primera un delicado hojaldre elaborado a base de mantequilla, harina, huevos y azúcar.

Nicanor Rodríguez se casó años más tarde con una joven de Boñar, María Díez, y se estableció por su cuenta en “la villa más guapa”, instalando un comercio mixto al que con el estilo de la época denominó “Casa Nicanor”. Una tienda en la que poder adquirir los más variopintos productos alimentarios y de utillaje, y por supuesto las deliciosas “hojaldras” para las que aún no había encontrado denominación el bueno de Nicanor.

Los encargados de hacerlo -no sabían que estaban poniendo nombre al más representativo y exquisito de los dulces leoneses- fueron los clientes de un balneario entonces existente en Boñar.

Conocedores de las buenas manos de Nicanor para con las “hojaldras”, por derivación acabaron por enviar al servicio en busca de “Nicanores”, identificando así los singulares pastelillos con el nombre de su creador.

Poco a poco, desde el pequeño obrador de Boñar, los “Nicanores” fueron tomando carta de naturaleza en el panorama gastronómico provincial y conociéndose sus peculiares virtudes en distintas regiones españolas.

De esta suerte, los hermanos José Mª y Luis Rodríguez, nietos del creador , no dudaron en impulsar comercialmente el entonces ya típico y representativo dulce leonés, y registraron oficialmente el nombre con la denominación “Nicanores de Boñar”

Con el fin de favorecer su expansión y más racional distribución nacional, José María y Luis Herminio montaron el actual obrador en la calle Coslada de Madrid, aunque una rama familiar continúa elaborando los excelentes hojaldres en el propio Boñar siguiendo rigurosamente el mismo proceso artesanal y utilizando las materias primas de su fórmula original: mantequilla, harina, huevos y azúcar.

Con la producción en incremento, José María y Luis Herminio encaran el futuro con optimismo y ponen todos los medios a su alcance para dar continuidad al más apreciado de nuestros dulces y a la denominación que populariza “la villa más guapa”

 

Deja un comentario